Columnistas Comunicación

SPACE X: RENOVARÁ LA FORMA CÓMO NOS CONECTAMOS

Andrea Arias
Written by Andrea Arias

La forma en que conocemos la conexión a Internet está cambiando drásticamente y una de las empresas que lo ha impulsado de cerca es SpaceX, a través del lanzamiento de satélites.

Junto a estos proyectos innovadores en el espacio, el interés y las ventajas en los mismos han ido avanzando en los últimos tiempos a pasos agigantados, pues diferentes compañías norteamericanas como Blue Origin y Boeing en conjunto con la NASA, también se han unido a las misiones espaciales, como, por ejemplo, la creación de cohetes y cápsulas espaciales.

Tales empresas, y entre otras más, se han dedicado también al desarrollo de proyectos propios, como los satélites de comunicaciones. Se sabe, en la actualidad, que sin una infraestructura adecuada que nos conecte a internet, es imposible navegar.

La razón del porqué

Tal y como sucede en lugares rurales y lejanos a las ciudades principales, es entonces cuando estas compañías se propusieron crear redes de satélites (miles) que orbitan nuestro planeta y de este modo, tener acceso a Internet desde cualquier rincón del mundo.

La limitación que impone la necesidad de estar cerca de los aparatos de transmisión de señal para poder conectarnos, es precisamente la que se pretende traspasar, pensando en los bosques, montañas e incluso el océano, lugares a los cuales, hasta el momento era imposible la comunicación.

Ahora bien, más allá del acceso a internet, hablemos de situaciones de emergencia, ¿Qué pasaría si tenemos problemas en la mitad del océano y necesitamos ayuda? O ¿Y si nos perdemos en una caminata por el bosque? hasta el momento era imposible comunicarlo, sin embargo y a pesar de que aún es un proyecto en desarrollo, con ventajas y desventajas, es un camino que nos aproxima a estar conectados siempre estemos donde estemos.

Nuevas iniciativas

Hasta el momento, SpaceX ha lanzado con éxito más de 300 satélites, cuyo último lanzamiento fue el pasado 3 de septiembre, haciendo así la duodécima misión del proyecto en el cohete recuperable Falcon 9.

Si bien, esta iniciativa representa muchos beneficios, también presenta problemas que no tienen fácil solución. Entre ellos, existe el riesgo de colisión, un aumento tan alto en el número de satélites que orbitan el planeta, claramente incrementa la posibilidad de choques entre ellos.

Otro problema, es que los satélites causan interferencias en los telescopios de todo el mundo, pues el diseño de Starlink (creador de SpaceX) impide la visualización correcta del espacio, lo cual es un grave problema para la astronomía.

Actualmente, SpaceX se encuentra trabajando en la solución junto a otras compañías que además se encuentran realizando investigaciones y proyectando nuevos modelos de negocio como los viajes turísticos al espacio, pero ese será tema de otro artículo.

Por ahora, más pronto que tarde, estaremos conectados sin ningún tipo de restricción o limitación, pero, ¿será eso algo positivo estrictamente o tendrá matices negativos?

About the author

Andrea Arias

Andrea Arias

Comunicadora social y periodista de la Universidad de La Sabana con énfasis en Comunicación organizacional y periodismo cultural.

Leave a Comment