LA AMAZONÍA ESTÁ DESAPARECIENDO A PASOS AGIGANTADOS

Escrito por: Yarelis Bueno Jaimes y Danghelly Casadiego Sanabria, estudiantes de Administración de Empresas en la Universidad Francisco de Paula Santander Ocaña.

La tala de árboles es un problema que ha aumentado con el paso de los años debido a la irresponsabilidad de las personas que ignoran el daño ambiental que producen con sus prácticas ilegales, tal como se observa en las siguientes figuras:

Fuente: Ambiente, 2014.

Lo anterior muestra que la región Amazónica no es la excepción a dicha problemática. Por su parte, el MinAmbiente afirma que este lugar considerado el pulmón del mundo es la zona donde más se talan árboles y  se siembran menos.

Cifras

Por esa razón, es necesario analizar las causas que provocaron el aumento de este flagelo, entre las cuales se detectan la tala de árboles, la minería ilegal, los cultivos ilícitos y la expansión de los espacios agropecuarios (Ambiente, 2014).

Por lo tanto, es obligatorio que las personas y el Estado sean conscientes del daño ocasionado, la Amazonía es una hermosa selva que proporciona gran cantidad de oxígeno, sin embargo, esto no ha sido impedimento para el deterioro ecológico que cada día aumenta.

Fuente: Ambiente, 2014.

Principales problemas: 

Esta situación ha dejado consecuencias devastadoras que conllevan a la destrucción de la herencia ambiental de generaciones futuras, por lo que se creo el Decreto 1257 de 2017 que busca proteger el medio ambiente en cuanto a la desforestación, en el que se previene el daño ambiental impartiendo sanciones y obligando a la reparación de los daños ocasionados.

Alertas tempranas

Así mismo, las instituciones ambientales han creado alertas tempranas, monitoreo y la posibilidad de identificar zonas con mayor desforestación, para ello, se propuso cuantificar los bosques para disminuir el daño ambiental, ya que cada día será más difícil sobrevivir en este planeta sin su naturaleza.

Adicionalmente, se han gestionado proyectos enfocados a los campesinos para que comprendan que talar los árboles no les va a dar titulación de tierras, así lo explicó José Yunis- coordinador del programa del Gobierno Nacional-  (MINAMBIENTE, 2018). Todas estas estrategias mencionadas anteriormente fueron establecidas para generar un impacto ambiental positivo y tratar de detener la desforestación que cada día va en aumento.

¿Estrategias funcionales?

El primer informe de alertas tempranas por deforestación  publicado por el Ideam es devastador, en solo 3 meses se talaron más de 5.000 hectáreas en el Parque Nacional Tinigua, Meta y Caquetá.

Este resultado deja duda de  por qué no funcionan las estrategias establecidas por el gobierno, a pesar que los documentos presentados son argumentados con propósitos sostenibles, en muchas ocasiones la forma de aplicar la norma falla al momento de manejar las personas involucradas.

El Ministerio de Ambiente presentará un proyecto para  frenar la deforestación por medio de sanciones penales para quienes actúen de forma ilícita, aunque esta medida no disminuiría los daños significativamente, debido a que las grandes industrias son las que causan estragos  de manera legal.

Decisiones fructíferas

Cada día es más preocupante la deforestación y muchas personas no se dan cuenta del impacto generado por sus decisiones, si la sociedad sigue así, el futuro de las próximas generaciones será devastador, no tendrán como sobrevivir en este planeta sin el equilibrio que proporcionan los bosques.

Colombia tiene que preocuparse por el medio ambiente, entender que todas las normas y estrategias están bien hechas, pero la forma de operarlas debe cambiar, es necesario exigir verdaderos controles y sanciones para aquellos que no cumplan con lo establecido, y dejar de hacer las cosas por obtener un beneficio particular monetario.

Referencias

Rcnradio, 2017 https://www.rcnradio.com/colombia/amazonas-colombiano-lugar-mas-tala-arboles-menor-siembra-pais

Semana sostenible (Ambiente, 2014) https://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/colombia-tiene-nueva-estrategia-contra-deforestacion/31149

Vivir, 2018) https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/se-disparo-la-deforestacion-en-la-macarena-articulo-789958

Sostenible, 2018 https://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/dotaran-de-dientes-a-las-autoridades-para-atacar-la-deforestacion/41711

Edición: Directores de la revista PrimerNombre.com

Crédito fotografía: https://unsplash.com/

ESTAMOS PERDIENDO AQUELLO QUE NOS HACE COLOMBIA

Escrito Por: Juan Camilo Baracchi Vélez- columnista de la revista PrimerNombre.com

Edición: Daicy Celiani Echeverri- Directora Revista PrimerNombre.com

Es preocupante la situación actual que tenemos en muchas de las regiones del país, con relación a las problemáticas ambientales.  Según el diario “El País”, hay cifras del 2015 que reflejan una gran pérdida de árboles, alrededor de 48.000 hectáreas de bosques se están perdiendo anualmente en Colombia, son datos realmente alarmantes, porque además no solo se pierden esas hectáreas, si no que no cuidamos como debe ser las pocas que nos quedan.

Eso, sin mencionar los ríos contaminados, como el Río Telembí, en el sur de Nariño, que según el diario “Las2orillas”, un pueblo llamado Barbacoas, el más grande de los que se encuentran en la orilla de ese caudal, están sacando agua para su consumo, sabiendo que no pueden, porque posee cantidades relevantes de mercurio, cianuro y venenos que utilizan para matar las plantas de coca. El pueblo entero, se arriesga a padecer enfermedades, no solo en la piel, sino internas.

Colombia sin dolientes

Existen diversas problemáticas ambientales, descuidadas y olvidadas por el estado, administraciones departamentales y municipales, e incluso por las mismas comunidades ya sea por falta de conocimiento u omisión de su deber de defender su territorio.

De hecho, en el departamento de Sucre, se encuentra una situación de la que estaré hablando próximamente, relacionada con el acuífero que alimenta de agua a cerca de 400.000 habitantes.

Así mismo, hemos visto afectadas zonas verdes, bosques, ríos, mares, lagos, lagunas, arroyos, humedales, playas, montañas, montes, y demás riquezas naturales que poseemos; al punto que las estamos perdiendo, aquello que nos hace Colombia, que nos identifica, lo que todos los países envidian, el pulmón del mundo, y todas las cosas que nos hacían sentir orgullosos.

Estamos en el camino equivocado, copiando lo que hacen las grandes potencias, como si fuera lo que necesitamos, no nos damos cuenta que además de explotar nuestros recursos, también nos compran nuestra comida.

¿Qué ha pasado con la creatividad colombiana? ¿acaso tenemos que ser una potencia mundial con industrias agresivas? como si pudiéramos generar empresas que se encarguen de trabajar de manera sostenible con el medio ambiente.

Falta de educación

No debemos imitar ningún país, por potencia que sea, cada país cuenta con recursos, culturas, geografía y millones de características diferentes. Colombia puede ser un país potencia con una reserva ambiental y una cultura ambiental, pero lastimosamente carecemos de ella, y acá donde quiero llegar: a la educación.

Si bien es cierto, que la educación existe como una herramienta para generar o transmitir conocimientos a las personas para que satisfagan necesidades, aún en nuestras instituciones colombianas no hay una materia dedicada al medio ambiente, aunque actualmente sea la problemática mundial más grande.

¿Entonces para qué y en qué estamos preparando a los niños? ¿hacia qué futuro los llevamos? Aquí debe tomar cartas en el asunto el Ministerio de Educación, que deje de ser un fortín político y empiece a hacer su tarea como debe.

Necesitamos hacer un llamado al gobierno, y apoyar iniciativas que permitan el rescate de nuestro sostén.

La naturaleza es la única que contrarresta el mismo daño que le estamos haciendo, y si en vez de solucionar, seguimos talando árboles, ¿Qué sentido tiene? Esto no tiene ni pies, ni cabeza.

Por eso debemos educar a nuestros niños y jóvenes, que son los futuros empresarios, políticos y jueces de este país, para que no permitan que se sigan cometiendo este tipo de actos, que termina afectándonos a todos.

Más artículos del autor: 

https://primernombre.com/2018/08/02/el-circulo-vicioso-de-la-politica-en-colombia/