Noticias Ocaña

POR INSEGURIDAD CIUDADANOS OCAÑEROS SE EMPIEZAN A TOMAR LA JUSTICIA POR SUS MANOS

Anuar Cabarcas
Written by Anuar Cabarcas

A lo largo de los últimos años la seguridad ciudadana se ha convertido en un tema de interés para nuestros habitantes.

La oleada de inseguridad de los últimos meses tiene preocupados a los ocañeros, la falta de pie de fuerza de la Policía, de autoridad y justicia hace que la delincuencia sea parte del diario vivir en nuestro municipio.

Los diferentes hechos ocurridos durante este mes donde los delincuentes están cometiendo delitos, como el robo en todas sus modalidades, en barrios como Santa Clara, Ciudadela Deportiva, Calle la Luz, El Mercado y Juan XXIII; por mencionar solo algunos, ha llevado a que la ciudadanía tome justicia por sus propias manos.

Un caso

El pasado 2 de octubre se presentó un hurto en modalidad de raponazo a una ciudadana que se encontraba en el barrio Juan XXIII, 3 sospechosos que se transportaban en una motocicleta la abordaron y le hurtaron su teléfono celular.

Algunos habitantes presenciaron el hurto y actuaron de forma inmediata para dar captura a estos individuos, haciéndolos caer de su motocicleta, dos de los sospechosos huyeron del lugar con el teléfono celular y uno de ellos fue retenido por la comunidad y posteriormente entregado a la Policía Nacional.

La motocicleta donde se transportaban estos delincuentes fue incinerada por algunas personas que se encontraban en el sitio.

“Es tal el desespero que tenemos nosotros que ya no creemos en instituciones como la Policía, la Alcaldía o la Justicia, para que logren cambiar esta situación, por eso actuamos por propia justicia, ya que estos bandidos demoran más en ser capturados, que ellos estar nuevamente saliendo de la cárcel a robar, perjudicando nuestra tranquilidad”, dijo Nancy Chinchilla, habitante del barrio Juan XXIII.

¿Impunidad o poca eficiencia de la justicia?

Este complejo grado de impunidad es lo que tiene molestos a los habitantes de nuestro municipio, ya que gran parte de estos delincuentes capturados son reincidentes y un peligro para la sociedad.

Pero son nuevamente dejados en libertad por los jueces, afectando la seguridad y la percepción de esta.

“El transitar por los barrios de nuestra hermosa Ocaña de día o de noche provoca mucho miedo, no se puede caminar solo, y uno esta pendiente de todo lo que sucede alrededor, porque uno teme ser robado”, indicó Lumar Alirio Carrascal, comerciante del sector del Mercado Público.

Y agregó: “La migración de venezolanos ha aumentado los robos, no los discrimino a todos, porque unos si vienen a trabajar honradamente”.

Ocaña necesita acciones efectivas y complejas que perduren. La garantía de seguridad, vida e integridad personal de los habitantes debe ser una prioridad para el próximo gobierno de turno.

About the author

Anuar Cabarcas

Anuar Cabarcas

Periodista de la revista digital PrimerNombre.com

Leave a Comment