Blog

DÉFICIT EN LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Escrito por: María Alexandra Rolon Ibarra, Dayni Cristina Pacheco Santiago, Duvan Darío Casadiegos Navarro – estudiantes de administración de empresas de la Universidad Francisco de Paula Santander Ocaña.

La educación pública es importante porque permite que las personas de escasos  recursos accedan a una formación que les genere desarrollo y mejora en la calidad de vida, forjando así una sociedad libre y consciente.

En los últimos años el país ha intentado mejorar la calidad y el acceso a la educación superior usando estrategias para que los estudiantes de más bajos recursos accedan a ella, pero siempre ha existido la tendencia hacia la privatización de la Universidad pública colombiana aunque como bien sabemos esto no es un tema nuevo, en los últimos 30 años los gobiernos de turno han orientado sus esfuerzos a debilitar la función pública y social de la universidad, a través del desmantelamiento de los servicios de bienestar universitario (cafeterías y residencias universitarias), bien a través del incremento desmesurado de las matrículas (Universidad de Santiago de Compostela, 2004).

Hoy en día podemos ver que esto no ha cambiado aunque el gobierno intentó crear políticas públicas para mejorar  la educación, estas terminan desviándose a terceros, como por ejemplo, fue la implementación del programa “Ser Pilo Paga”.

Ser pilo ¿paga?

El programa Ser Pilo Paga fue la política educativa del gobierno de Juan Manuel Santos, que inició tras una investigación realizada por Juan Felipe Penagozos en el 2012 en modalidad de tesis para su maestría, buscando la forma de cómo financiar la educación superior en Colombia, haciendo pequeñas intervenciones y grandes trasformaciones en el sistema educativo como becar a 18 mil jóvenes con excelentes resultados en las Pruebas Saber 11 que por su condición socioeconómica no podían acceder a la educación superior.

Ser Pilo Paga era un programa de 1000 becas por año, anunciado en octubre del 2014, y el 15 de enero del 2015 los pilos ya estaban en las aulas, reduciendo así la deserción estudiantil.

Este programa no hizo más que limitar la educación pública ya que se evidenció que los estudiantes beneficiados seleccionaban universidades privadas para realizar sus estudios de pregrado, basándose en la creencia de que lo costoso es mejor. Existiendo universidades públicas de alto nivel acreditadas donde pudiesen realizar su formación profesional.

De las 47 instituciones acreditadas dentro del programa, solo 15 son públicas (Granja, 2017). Una desventaja de esta política pública.

¿Realmente el programa ser pilo paga  benefició a los estudiantes que querían acceder a la educación superior pública o por el contrario, los restringió y limitó el acceso a la misma?

Entre el 2010 y 2018 la inversión en el sector educativo pasó de 20,8 billones de pesos a 37,5 billones de pesos, pasando a ser en ese momento el primer rubro del Presupuesto Nacional.

El aumento en la educación se ha logrado notar pero realmente no de manera sustancial, el déficit del programa radicó en que los recursos destinados para tecnología, innovación y desarrollo se reducieron, porque la mayoría de los pilos elegían universidades privadas o les tocaba seleccionarlas ya que muchas veces cuando estos créditos eran condonados ya habían finalizado los procesos de admisión para el primer semestre del año siguiente en las públicas.

De los 30.000 estudiantes que hacen parte del programa Ser Pilo Paga, el 82% se encuentran en universidades privadas y el 18% accede a una institución de educación pública.

Los 37,5 billones de pesos destinados a la educación superior, gran parte se dirigió al Icetex que fue la entidad encargada de financiar este programa, logrando así una dinámica de desfinanciamiento perjudicando el sistema de educación pública, ya que los recursos estatales pasaron directamente a manos de particulares, produciendo un déficit de 434.874 millones de pesos.

Expertos afirman que si el dinero destinado a este programa se hubiese invertido en la educación pública, se impactaría en más de 200 mil estudiantes, aumentando la cobertura e incluso se tendría los recursos para impulsar la calidad.

Por otro lado, se conoce que en diciembre del 2018 se graduó la primera promoción de estudiantes acogidos por el programa Ser Pilo Paga.

El estado debe hacer un equilibrio en la destinación de estudiantes a universidades públicas y privadas  para lograr equidad en la financiación de los recursos económicos que se otorgan a las universidades del país, y de esa forma impactar de manera positiva generando desarrollo y calidad de vida.

Por esta razón, el gobierno presidido por  Iván Duque ha querido reemplazar este programa Ser Pilo Paga por Generación E, que sólo pagará el 100% de la matricula en las universidades públicas.

Bibliografía

ENSAYO FINAL. (18 de 11 de 2008). Obtenido de La importancia de la educación pública en Colombia: http://ensayoale.blogspot.com.co/

Granja, S. (08 de Noviembre de 2017). EL TIEMPO. Obtenido de Los cambios que trae la nueva generación de Ser Pilo Paga: http://www.eltiempo.com/vida/educacion/cambios-de-la-nueva-version-del-programa-ser-pilo-paga-149374

Universidad de santiago de compostela. (22 de septiembre de 2004). universidad de santiago de compostela. Obtenido de universidad de santiago de compostela: http://firgoa.usc.es/drupal/node/9143

Edición: Directores de la revista PrimerNombre.com

Crédito fotografía: https://unsplash.com/

Leave a Comment