Blog Semillero ISEE

DEFORESTACIÓN Y CULTIVOS ILÍCITOS VAN DE LA MANO

Escrito por: Alexis Martínez Alvear y Jhon Reinel Arévalo Torres – estudiantes de administración de empresas de la Universidad Francisco de Paula Santander Ocaña.

Los bosques son muy importantes para la vida humana por la cantidad de servicios que proveen: captura y almacenamiento de carbono, regulación climática, mantenimiento del ciclo del agua, purificación hídrica, mitigación de riesgos naturales como inundaciones, además de que sirven como hábitat para un gran número de especies (los bosques contienen cerca del 90% de la biodiversidad terrestre).

En Colombia se deforestan 111 hectáreas de selva al día según los reportes de la Policía Antinarcóticos, y de 59 Parques Nacionales Naturales, 16 están afectados por la pérdida del bosque como consecuencia de los cultivos ilícitos. El cual da como resultado que la superficie de bosque con la que se contaba para el 2017 sea de 59.311.350 que equivale al 52% del terreno total (IDEAM, 2018).

Deforestación un gran agravante 

La mayor parte de la deforestación a nivel nacional se da en los 25 municipios de la jurisdicción de Corpochivor, los pueblos con más aumento en hectáreas deforestadas fueron San Luis de Gaceno, Santa Maria y Campohermoso (Datos abiertos gobierno digital Colombia, 2018).

Según una experta de la Dirección General de Parques Nacionales Naturales de Colombia, el incremento de los cultivos ilícitos de coca se debe a “la ocupación de colonos que, al no tener un ingreso económico, ven en los parques un atractivo para la siembra (Zimmermann, 2016).

En cuanto al Catatumbo que es una de las zonas más afectas por esta situación, la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor) y el Ministerio de Ambiente, en cooperación con la Fuerza Pública y autoridades locales, estructuraron un equipo interinstitucional para combatir la tala indiscriminada de árboles en municipios como Tibú y El Tarra, donde se registra una alta concentración de cultivos ilícitos (EL TIEMPO, 2017).

Posibles estrategias de solución 

No obstante, existen políticas públicas encaminadas a la erradicación de dicha problemática, una de estas lleva por nombre “BURBUJA AMBIENTAL” y despliega un sistema de monitoreo de alertas tempranas para prevenir, controlar y vigilar los focos de la deforestación, que se extienden de manera inherente por el territorio donde crece la siembra de la mata de coca.

Esta es una estrategia que tiene como finalidad ejercer medidas ejemplares, sancionatorias e incluso penales contra quienes cometan acciones que afecten el medioambiente.

La Burbuja Ambiental tiene como objetivo dotar de herramientas efectivas a las entidades que integran este engranaje. Se trata de una tarea en la que intervendrán varios actores públicos y privados del ámbito nacional y departamental, con base en el direccionamiento del Ministerio de Ambiente, en el marco jurídico de la ley 99 de 1993, el Decreto único reglamentario 1076 de 2015 y la ley 1549, de Educación Ambiental”.

Ampliar infografia: Infografia PDF

La especialista en educación ambiental precisó que inicialmente habrá un proceso pedagógico a los integrantes de las instituciones y los actores vivos de la sociedad, a manera de instrumento con el cual será posible la toma de medidas contundentes que irían incluso hasta lo penal.

El general César Parra, comandante de la Brigada 12 del Ejército con jurisdicción en el Caquetá, resalta que la acción de la Burbuja también ha permitido hacer reconocimientos aéreos focalizados, llegar a zonas aisladas a apagar incendios, la capacitación de 1.600 hombres de las Fuerzas Armadas en temas de control ambiental, la entrega de 101.000 volantes y la difusión de 100 cuñas radiales en las emisoras comunitarias informando a la gente sobre los delitos contra el medio ambiente y motivándola para que no haga estas actividades so pena de ser judicializada.

¿Un alto a la deforestación?

Además de ponerle un alto a la deforestación, la estrategia enfila sus esfuerzos al control, a la movilización de flora y fauna silvestre a la lucha contra la minería ilegal, a la protección de los recursos hídricos y prevención de incendios forestales, entre otras acciones (EL TIEMPO, 2017).

La deforestación es un problema que va en relación con los campesinos cultivadores de coca, ambos representan un gran inconveniente tanto como para el medio ambiente como para el gobierno y la sociedad en general.

Este, a pesar de ser una complicación de largo aliento, solo hasta ahora el Estado colombiano está asumiendo el control de la deforestación, no obstante, a pesar de este descuido, dos ingenieras son las primeras funcionarias del Estado, aparte de los militares, que han llegado a esas zonas de tan difícil acceso en medio siglo.

Ellas han tenido que sentir la desconfianza, el escepticismo e incluso recibir “los desahogos” de la gente ante ese largo abandono. Ellas dicen que las personas no se sorprenden, porque son conscientes de que están acabando con los bosques, pero dicen que tienen necesidades y les preguntan ¿Dónde están las soluciones que nos ofrece el gobierno? (Latam, 2017).

Falta de apoyo 

En sí el gobierno está atento a todo el tema ambiental, pero no está tomando en cuenta la posición de las personas, ya que muchos son pobres que siempre han sido jornaleros, mayordomos o mujeres cabeza de hogar, que realmente necesitan de vivir de algo, ven una oportunidad en las montañas, en esa tierra donde lo único que saben hacer y les es rentable es sembrar la mata de coca.

Sin embargo, debido a que el gobierno no les brinda el apoyo que necesitan para dejar este negocio, algunos funcionarios públicos de estos territorios han decidido tomar medidas, como por ejemplo el alcalde del Caquetá pretende llevarles a los campesinos palmas de asaí para que aprendan a aprovechar esas semillas, que tengan gallinas y una granja amazónica para que coman y no tengan que tumbar la montaña ni depender de la mata de coca.

La burbuja ambiental es un proyecto que promete mucho y que ayudara a mitigar el impacto ambiental que está viviendo el Catatumbo y otras regiones, creando conciencia en las personas.

Quedan en el aire algunas incógnitas como ¿Qué pasaría después de que la burbuja ambiental tome medidas sobre algún territorio y penalice a las personas que faltaron a esta ley? ¿Qué sucederá con ese territorio? ¿el estado volverá a reforestar ese lugar? Si ese lugar fue recuperado y hay personas que dependen de ello ¿será que el gobierno les compensará de alguna manera?

Pues solo resta esperar los resultados de esta política, para podernos responder a estas incógnitas, ya que este proyecto apenas inicio el año pasado y se está dando a conocer.

Bibliografía

DATOS ABIERTOS gobierno digital colomibia. (24 de abril de 2018). datos.gov.co. Obtenido de https://www.datos.gov.co/Ambiente-y-Desarrollo-Sostenible/DEFORESTACION/89ft-c85k

EL TIEMPO. (14 de MARZO de 2017). EL TIEMPO . estrategia para frenar la deforestación en Norte de Santander, pág. http://www.eltiempo.com

EL TIEMPO. (14 de MARZO de 2017). EL TIEMPO . estrategia para frenar la deforestación en Norte de Santander, pág. http://www.eltiempo.com

IDEAM. (marzo de 2018). IDEAM – Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales. Obtenido de sistema de monitereo de bosques y carbono: http://smbyc.ideam.gov.co/MonitoreoBC-WEB/pub/alertasDeforestacion.jsp

Latam, M. (01 de MAYO de 2017). SEMANA SOSTENIBLE . Obtenido de MEDIO AMBIENTE : http://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/deforestacion-en-caqueta-asi-es-la-lucha-para-combatirla/37681

Zimmermann, M. L. (10 de agosto de 2016). mongabay latam. Obtenido de periodismo ambiental independiente : https://es.mongabay.com/2016/08/bosques-colombia-victimas-los-cultivos-ilicitos-coca/

 

Leave a Comment