Columnistas Marketing

LO QUE LOS EMPRENDEDORES CREEN SABER DE MARKETING

Autor: Carlos Andrés Espinosa Valencia- Profesional en mercadeo de la Universidad de los Llanos

Columnista de la revista digital PrimerNombre.com Contacto: editorial@primernombre.com

Para todo emprendedor, la palabra “marketing” está más que trillada. A la definición asocian cualquier cantidad de términos: ventas, publicidad, pendones, fuerza comercial, engagement, propuesta de valor, empleados, costos, utilidades, plata, dinero y más plata.

Lo cierto es que marketing reúne todos los términos que se le vienen a la cabeza a un “doer” (Los hacedores o doer son aquellas personas quienes tercamente buscan convertir en realidad sus sueños), pero, lo que no conciben materializar es el plan táctico o estratégico que se debe hacer para cumplir el objetivo general del marketing: ¡Vender más!

El marketing en la realidad

La semana pasada me reuní con un amigo que ha puesto en marcha un proyecto de turismo sostenible. La idea que tiene es demasiado innovadora y apunta a un segmento de mercado bastante atractivo. La forma como lo tiene pensado es fascinante porque describe una experiencia de compra diferente y original, pensada desde los pies de los usuarios.

No obstante, por ser un sujeto con iniciativa, padece de lo que llamo “síndrome del experto en marketing”, que significa que se las sabe todas con un simple tutorial en Internet sobre el manejo de las 4P y un plan de negocio con algunas bases financieras.

Bien sea que un proyecto sea de retail, comercio, turismo, autopartes, industrial, carros o cualquier sector, debe tener unas bases mercadológicas para ser congruente con la propuesta de valor. Un emprendedor innato sabe que tener su propio negocio es dominar su tiempo y poseer libertad para hacer otro tipo de actividades, sean familiares, sociales o interpersonales.

El marketing en el emprendimiento

Ser emprendedor es lo más maravilloso que existe en el plano empresarial. Nada más rico que ver crecer día a día el proyecto que uno mismo creo a punta de voluntad, disciplina y perseverancia.

La mayoría hemos levantado negocios o empresas que han llegado a la cúspide muy rápido y que, por inexperiencia en gestión empresarial, así mismo se van a pique. Pero de los errores se aprende y es el otro lado de la moneda de emprender: ser cada vez más asertivo en la toma de decisiones.

Marketing no sólo es hablarle bonito a los prospectos. Tampoco consiste en crear un “mamotreto” de 100 hojas especificando paso a paso la técnica de venta. Mucho menos es coger una base de datos de 500 empresas y llamar una por una a ver “cual cae”.

Entonces, ¿Qué es en realidad marketing?

Marketing consiste en analizar y comprender la dinámica del mercado para seleccionar las compañías más convenientes, hacerles un ejercicio de observación y prospectar cada una para que, a la hora de presentar la propuesta, aumente la probabilidad de que acepten el contrato.

Una vez obtenida la cuenta, la idea es fidelizar y generar conexiones emocionales no sólo con el gerente sino con el equipo de trabajo, con el fin de crear un ambiente laboral propicio y transmitirle esa buena vibra al cliente final.

En esencia, marketing no sólo son tutoriales, lecturas, cursitos de 36 horas en Nextu (y creerse gurú tan pronto se acabe el curso) y reuniones con otros emprendedores para “debatir” el futuro empresarial de cada proyecto.

El marketing se fundamenta desde la planeación estratégica de cada proyecto; desde la misión, que no sólo es decir qué es sino explicar el alma del proyecto; la visión no sólo consiste en decir que se quiere ser la empresa más reconocida en el 2020 (patética y trillada forma de darle prioridad a lo más importante de una corporación) sino explicar cómo lograran brindar experiencias de compra grativifacentes y diferentes.

El marketing para un emprendedor debe explicar el paso a paso del producto o servicio, en dónde se exponga y desarrolle bien su propuesta de valor para que sea descabelladamente diferente y que su enfoque no se pierda en el corto plazo, ¡Sino que construya relaciones de largo plazo para que sea una verdadera lovemark!

Créditos fotografías: Photo by Matt Ragland,  rawpixel . Nicholas Bui, Jelle van Leest,   Roman Kraft, Photo by Mira Bozhko on Unsplash, Photo by Michael Prewett on Unsplash

Otros artículos del autor: 

EL FIN DE SEMANA QUE TODO CLIENTE DESEA TENER

LA DIFERENCIA ENTRE CLIENTES FELICES Y “MARGINALMENTE SATISFECHOS”

 

Leave a Comment