Columnistas Invitados especiales

EL ENGAÑO DE LOS TALLERES MECÁNICOS A LOS CLIENTES SIN CONOCIMIENTO AUTOMOTRIZ

 

Escrito por: Jairo Echeverri Murillo- Ingeniero Mecánico- Especialidad en autos de competencia y alto rendimiento. Electrónica y electricidad automotriz. Experto en Computadores, gadgets electrónicos y telefonía celular

Muchos propietarios de vehículos sufren cada vez que algo en su automóvil se descompone, siempre existe el temor de buscar un taller que recurrir pues independientemente de su idoneidad, capacidad técnica y equipos hay lugares que basan su atención al cliente en tener ventaja sobre la persona que no posee conocimiento automotriz.

Ante esta situación, individuos solicitan apoyo de algún amigo o familiar que sepa del tema para que los acompañe y evitar ser engañados, así mismo hay personas que se arriesgan a ir a algún taller de renombre o incluso concesionarios, en el peor de los casos acuden a un sitio desconocido.

Resulta más difícil esta odisea para el género femenino, pues este tipo de “hazañas” para encontrar un buen mecánico se le complica debido a estar inmersas en una sociedad machista en donde un gran porcentaje de “expertos” son hombres.

No obstante, los clientes inexpertos que llevan el carro al taller por lo general explican el daño de su carro esperando un diagnóstico y evaluación del mismo para saber con antelación el costo de los repuestos y su reparación.

Sin embargo, al caer en manos de personas poco éticas están al vaivén de lo que les diga, pudiendo ser engañadas sin darse cuenta.

El caso más critico es cuando una mujer se dirige a estos talleres y algunas por salir rápido del problema técnico de su vehículo dejan que sea “reparado” al criterio del mecánico.

Si eres cliente y deseas identificar si estas siendo engañado, presta atención cuando recibas el vehículo, como primera medida te sorprenden con el valor a pagar, porque exceden el presupuesto inicial y ahí es donde el mecanico explica con palabras desconocidas conceptos de funcionamiento sin brindarle una ilustración clara que permita comprender los procedimientos efectuados.

Adicionalmente, existen dos situaciones comunes, la primera que sea una reparación sencilla y por cobrar más dinero exponen que fueron varios procesos de mejora, la segunda es decirle al cliente que tenía una o más piezas dañadas solo por cobrarle una nueva.

Hay más artimañas como, por ejemplo, efectuarse reparaciones innecesarias o antes de tiempo.

Otro caso típico de los concesionarios es que cuando llega un carro de tecnología reciente en donde el problema se basa en el deterioro de sólo una parte de la maquinaria, por falta de ética o de información técnica prefieren cambiar casi todo el sistema con piezas nuevas que no eran primordiales, algunas veces es política de la empresa para incrementar la venta de partes de recambio.

A la hora de hacer reclamos días después de recibir el vehículo es difícil que el taller responda, pues salen a relucir argumentos cómo, que fue llevado a otro lugar con tal de no ser responsables con las reparaciones y repuestos, en especial si corresponde a la parte eléctrica o electrónica.

Las recomendaciones para evitar en gran medida ser un cliente engañado, es informarse antes del procedimiento que se le va a realizar a su automóvil o del posible daño que pueda tener con alguien con conocimiento sobre el tema y que deje claro el proceder más adecuado al respecto.

Además, buscar páginas web oficiales y con buena reputación que publiquen sobre la reparación o los inconvenientes presentados al carro es una buena idea.

Preguntar a las personas allegadas que tienen autos sobre los sitios de confianza donde llevan su vehículo es una buena opción para seleccionar el taller, en lo posible convenza a su amigo para que lo acompañe al establecimiento.

Es necesario que cotice en varias partes después de un diagnóstico previo a su carro y compare los resultados.

Usualmente el taller “engañoso” hace un análisis exagerado subiendo el valor de la reparación, tenga en cuenta la calidad del sitio observando los equipos que posee y su organización.

Si encuentras una empresa donde cubren el timón, barra de cambios, sillas y demás sitios de contacto con elementos protectores eso indica que posee un buen procedimiento y servicio al cliente de mejor nivel.

Es vital verificar que los repuestos sean nuevos y originales en lo posible, les recomiendo chequear su procedencia, ya que se presentan piezas de mala calidad provenientes de países asiáticos que son reempacados y vendidos como auténticos simplemente por la apariencia de la caja por eso vea si presenta algún desgaste.

En conclusión, es vital buscar un taller reconocido, estar acompañado de alguien idóneo, hacer todas las preguntas necesarias al momento de la reparación, chequear que funcione correctamente tomándose el tiempo al recibir el vehiculo y hacer una inspección visual para ver todos los demás componentes estén funcionando.

Sugiero verificar todo el funcionamiento de punta a cola, así se fija si le han cambiado alguna pieza que de antemano estaba bien por otra que quizás se dañe en poco tiempo.

 

Leave a Comment