Editorial

La utopía del NO a los acuerdos de paz

Sé que muchos votaron No, no por continuar la guerra, ni por rencores, ni por odio, ni siquiera fueron manipulados por la desinformación mediática, simplemente porque querían que se mejorara el acuerdo.

Por una parte consideran que las víctimas no son recompensadas dignamente y se merecen un mayor reconocimiento, no obstante fueron las victimas las que eligieron el SI.

http://www.semana.com/nacion/articulo/plebiscito-por-la-paz-victimas-del-conflicto-votaron-por-el-si/496571

Y si bien la violencia, homicidios, secuestros han disminuido las víctimas han tenido un ascenso vertiginoso tras el Plan Colombia. No obstante, el conflicto tiene más de 50 años y son los últimos 16 años donde se han generado 7 de los 7.9 millones de víctimas en toda la historia colombiana.

En el 2.002 ocurrieron 831 mil desplazamientos en el primer año de gobierno de Álvaro Uribe, y a pesar que estábamos en conversaciones de paz el año pasado la cifra de desplazados llegó a 146 mil.

Así que cada día, o mes que pasa sin finalizar este conflicto las víctimas seguirán en aumento.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/02/160201_colombia_plan_colombia_15_aniversario_consecuencias_inesperadas_nc

Por otro lado y a mi parecer el motivo más egoísta, pero comprensible, es el no aceptar que se premien a “gente mala”, ni aunque esto signifique un bienestar general.

En Colombia es una realidad que gran parte de sus habitantes ni siquiera ganan el salario mínimo a pesar de sus esfuerzos y trabajo, por ello la sociedad no se permite aceptar que miembros de las FARC reciban igual o hasta más ingresos que ellos sin ningún esfuerzo.

http://www.elcolombiano.com/negocios/54-de-ocupados-gana-menos-del-minimo-CE2868114

Sin embargo, se debe recordar que otorgar este incentivo tiene como fin que los integrantes de la guerrilla dejen de delinquir y tengan un sustento hasta que se puedan reintegrar a la vida civil en un lapso no mayor a 2 años, por ello aunque el bienestar social sea evidente, el sentimiento de injusticia hace primar el interés individual sobre el colectivo.

Finalmente, admiro a aquellos que votaron por el NO pensando que tendremos un mejor acuerdo. Oro por que tengan razón, ya que de por sí, el acuerdo era bueno, no perfecto pero equilibrado.

Insisto, oro por que tengan razón los del NO y valga la pena la prolongación de las negociaciones, y que cuando se apruebe algún acuerdo de paz, no pase como siempre con unos cuantos micos por conveniencia política, que terminan beneficiando principalmente a los que ostentan el poder.

Alex Mauricio Rodríguez

Economista-Especialista en Proyectos para el desarrollo

Docente

Leave a Comment