Editorial

¿QUÉ ES MEJOR PROMOVER UNA IDENTIDAD MUNICIPAL O METROPOLITANA PARA BUCARAMANGA?

bucaramangaAutora: Daicy Celiani Echeverri Castillo, Comunicadora Social de la Universidad de Pamplona- Especialista en Gestión Pública de la Universidad Industrial de Santander (UIS)

Desarrollar potencialmente los recursos locales para posteriormente tener con qué hacerle promoción a su identidad es uno de los objetivos fundamentales para alcanzar el crecimiento económico de la ciudad. En este caso la proximidad de las diferentes ciudades a Bucaramanga hace que exista una gran oportunidad para unir las características de los municipios y que se utilicen a favor del mejoramiento de las condiciones sociales, los resultados serán más favorables al generar externalidades positivas mayores que lo que se conseguirían de manera individual.

Además ciudades como Piedecuesta, Girón y Floridablanca son en muchos casos el lugar de residencia de personas que trabajan en Bucaramanga, por lo tanto hay una interconexión en el área metropolitana dada y una economía en red. Al promover una identidad regional se fortalece en una zona dinámica, en la cual la idea es que se lleven a cabo procesos en el que los diversos interlocutores del área metropolitana construyan y compartan el futuro de su territorio.

Las medidas de promoción de la identidad deben incluir a toda el área metropolitana, pues al existir cercanía entre los habitantes de estas ciudades, de una u otra forma, ya sea laboral, comercial, social, entre otras, se propicia un modelo de interacción de manera compleja de control, orientación, dialogo y toma de decisiones conjuntas que fomenten la construcción de un ambiente con situaciones ventajosas, que sean respuestas eficaces y eficientes a problemáticas existentes en la región.

Como por ejemplo, la creación de empleo, ya que una de las mayores tasas de sub-empleo se encuentra en esta zona, por esta razón es vital una perspectiva de desarrollo sostenible de inclusión social brindando mecanismos y oportunidades económicas acordes a las ciudades, que se conectarán con sus potencialidades para aprovecharlas de una mejor manera.

La promoción de una identidad trae implícita el impulso de las empresas locales y la captación de inversión externa con el fin de mejorar el mercado laboral, fortalecer el sistema económico metropolitano, y el desarrollo de nuevas infraestructuras para el turismo, que es lo que más se ve en estos momentos, buscando así que la zona sea atractiva para la inversión interna y externa.

piedecuestaLa competitividad industrial es un factor clave, para ello debe existir una identidad consolidada y consensuada, una correlación estrecha y buena entre el gobierno y sus diferentes niveles, las empresas, los“clusters”, y las instituciones intermedias, cómo las cámaras de comercio y por supuesto la capacidad de organización de la misma sociedad, que cómo vemos en el área metropolitana se relacionan entre ellas mismas.

Estos mecanismos facilitan la creación de actividades empresariales en un sistema integrado regional, dónde los productos o servicios se relacionan en una misma cadena productiva, o de valor, y se comercializan conjuntamente, creando un sistema de desarrollo sostenible.

Formar un sistema de aglomeraciones empresariales, donde redes de proveedores y clientes, servicios a la producción y recursos humanos, apoyados en sus relaciones de proximidad y confianza entre las ciudades del área metropolitana, así como en sus intereses comunes para el desarrollo, hace que exista una cooperación favorable para reducir los costos de transacción, producción e innovación, y también la incertidumbre, generando de esta manera una competitividad sistemática del lugar.

Por lo tanto el área metropolitana se volvería un actor pro-activo capaz de generar recursos estratégicos desde el potencial endógeno del área y a través de sus externalidades positivas. Es importante hacer uso de las ventajas de la coo-petición –cooperar para competir- que produce, mantiene y utiliza de manera provechosa las fortalezas propias de cada municipio, como el conocimiento adquirido, la capacidad de aprendizaje colectivo y el capital social.

gironPero para ello hay que implicar la identificación de la identidad metropolitana y la construcción a partir de la misma de cadenas de valor para que sean productivas, alimenten y retroalimenten el sistema económico cooperando entre las ciudades, volviéndose así un proceso más participativo y democrático obteniendo un crecimiento económico más humano, digno y respetuoso del medio ambiente.

El  buen funcionamiento de la red y la excelente interacción de actores e instituciones reducen los costos de información y la incertidumbre apalancando los procesos de mejoramiento de los sistemas locales para el desarrollo de la región.

Estos procesos afectan positivamente la inclusión y cohesión social sostenible porque cada quién puede ser parte con sus capacidades y habilidades propias, por ejemplo los fabricantes de dulces de Floridablanca, los de zapatos en Bucaramanga, entre otros, porque se pueden tener en cuenta todas esas producciones correspondientes al conocimiento histórico de las personas del lugar, recuperando el valor de los productos de las tradiciones locales.

Logrando que las microempresas tengan una producción competitiva frente a la producción en masa, buscando con estas estrategias que los productos de identidad regional sean  altamente comerciables debido a que la demanda podría aumentar por su alta calidad en conjunto con un buen marketing que promueva la identidad metropolitana. {jcomments on}

Leave a Comment