Editorial

PODER Y CONTROL, EL CARNICERO DE LYON

el carniceroSer capaz de sentir dolor, poder sangrar, gritar y sufrir, son características que identifican a un ser vivo y en especial al hombre.  Klaus Barbie es un simple mortal, por lo tanto puede sentir como cualquier otro humano, pero la superioridad que le otorga su sangre lo conlleva a destruir cualquier sentimiento de empatía que en él resida, permitiéndole enviar a miles de personas a campos de concentración nazis, entre ellos 44 niños de la villa de Izieu.

Designado a cumplir una labor de guerra, es enviado a Francia a luchar contra la resistencia, allí dieron lugar los más atroces crímenes donde gano fama y reconocimiento internacional, la tortura y posterior muerte de Jean Moulin, el líder de más alto rango atrapado por los nazis, le confirió una distinción entre los seres más desalmados que han pisado la tierra.

Declarado como el autor de crímenes de lesa humanidad este individuo se ve forzado a buscar refugio en el seno de los enemigos de sus enemigos y bajo la protección del servicio de contraespionaje de los Estados Unidos, trabajo en Alemania en actividades contra el comunismo, manteniendo firme su ideal nazista.

El gobierno americano cubrió con su manto protector a seres de increíble riesgo para la sociedad con tal de tener una ventaja contra su enemigo. Lo que culmino en la desgracia de miles de personas en años posteriores. Francia con inmenso dolor solicita a juicio a Klaus Barbie sin embargo con gran aprecio, tanto el vaticano como U.S.A. le permiten inmigrar a una tierra lejana en la que su condición de supremacía le permitirá dominar a su gente.

En Latinoamérica se establece con su familia, pero al poco tiempo reanuda sus actividades clandestinas, inmerso en su afán de control logra hacer afinidad con la cúpula militar de Bolivia, aprovechando la inestabilidad política logra incitar a un golpe de estado, y gracias a su influencia en la  política, se le permite vender sus conocimientos de la muerte a un país que urgía de sumisión.

Su prosperidad crece y el cazador es cazado, Barbie ha tomado tanto poder que aparece en una foto  como gerente de la Transmaritima boliviana, gracias a esto los franceses descubren su paradero, pero no es hasta que hay un cambio de gobierno que es entregado a Francia.

El final de los días de Barbie transcurre en una prisión, acusado por múltiples atrocidades determinadas como crímenes a la humanidad. Este hombre olvido su pasado, se perdono a sí mismo, y murió tranquilamente de leucemia, aunque las llagas en los corazones de miles de personas en el mundo aún no se han curado.

Los gobiernos deben proteger ante todo el bienestar general de la sociedad, por lo tanto los refugiados de guerra deben desaparecer porque solo traerán más dolor. Pero solo alcanzando la armonía entre las naciones se podrá trabajar en conjunto para detener a estos individuos evitando así más crímenes en contra de la humanidad. El terrorismo debe erradicarse, pero el que debe ser urgente de  suprimirse es el terrorismo llevado a cabo por el gobierno. {jcomments on}

Leave a Comment