Economía Aplicada

Sacar la Cabeza por la Ventana

Sebastián Rangel Quiñonez, economista UIS

Para comenzar, lo primero que debo decir referente al pensum que llego a mis manos y  que, presuntamente, es el propuesto para remplazar al programa de economía, es el enfoque por el cual está  pensado, a saber, para las necesidades del estudiante de economía dentro de una estructura de mercado. De esta forma, la inclusión de microeconomía III, Macroeconomía III, teoría de juegos y el énfasis del cálculo, algebra lineal y optimización dinámica; promueven la preparación de los estudiantes como respuesta ante la exigencia de especificas cualidades esperadas en un economista.

 

Por ejemplo, para contestar adecuadamente las pruebas Saber Pro se debe tener conocimientos de Macro, Micro, Econometría y un poco de historia de la economía. De igual forma, para aumentar la probabilidad de ser admitidos en una maestría en economía, se debe acreditar haber visto 3 macros, 3 micros y dos econometrías, o estar dispuesto a pagar por ver estas materias en la universidad a la que se aspira a entrar, esto, antes de ser considerado como estudiante de maestría; o, si tal vez, se quiere hacer una pasantía en el Banco de la Republica, se debe enfrentar ante un conjunto de 32 preguntas, en inglés y español, que recogen los temas que se consideran importantes en la economía, lo cuales son, de nuevo: macro, micro, econometría y, ya no historia sino, finanzas.

También nos encontramos conque son estos los mismos requisitos al momento de entrar a un trabajo, pues los primeros filtros son pruebas que tiene como eje principal: medir las capacidades de un estudiante en el uso de las herramientas usadas en su área. Así que, es perfectamente compresible por qué se hacen este tipo de cambios, pero ¿Cuál es el problema de una reforma que tenga como finalidad fortalecer las características  que tanto la universidad, la sociedad y la empresa exigen para los economistas?

Una posible respuesta a la pregunta anterior es que fortalecer las áreas cuantitativas hace  que se deje la crítica de la economía. Otros, señalan que la matematización de la economía hace olvidar su carácter de ciencia social. Ahora bien, no creo que haya mayor objeción ante la idea que del sesgo del pensamiento se produzca una alienación, creo que esto es tautológico. Lo que realmente hay que preguntarse es si este sesgo se está produciendo con esta reforma. Para ello no entraré en detalles en una descripción del pensum propuesto. Sólo enunciaré la inequidad del la intensidad de materias centradas en una visión mecanisista y reduccionista de la economía en comparación con el espacio que es propuesto para las materias que, posiblemente, dejen un espacio hacia otras alternativas de pensar la economía.  Por otro lado, y para seguir opinando sobre la reforma propuesta;  la materia de introducción a la economía se ubica en el campo de la teoría económica junto con las macro y microeconomía y la teoría de juegos; lo cual permite inferir que esta materia, va a estar diseñada  con el objetivo de fundamentar la economía desde la microeconomía.  Lo que resalto de la reforma es la necesidad la inclusión y fortalecimiento de  herramientas que permiten  abstraer para llegar al conocimiento. En el caso concreto, las matemáticas y la estadística como ayuda en la travesía de la búsqueda del saber.

Ahora bien, haré una apelación a la autoridad al momento de decir que los griegos veía la importancia de estas herramientas de abstracción: Platón, en el Libro sexto de La Republica, menciona la importancia de los  modos de pensar que dan que pensar: refiriéndose a la astronomía, la matemática y la geometría. Pero, como él mismo admite: estos no son más que medios en la búsqueda del conocimiento y superan en rigor a la opinión y las creencias. Sinembargo, estos medios nunca van a superar  a la Dialéctica que es el medio por el cual se puede llegar al  verdadero conocimiento.

A su vez, Descarte, por ejemplo, proponía un método para la investigación de las ciencias  y mantenía una concepción de mundo mecanisista y determinista en tanto a la materia. Pero, aceptaba, en su libro  Las Meditaciones Metafísicas  y Las Pasiones del Alma, que el libre albedrío y las pasiones eran cualidades que servía y guiaban la conducta de las personas. De lo anterior, hay que resaltar que tanto estos, como muchos  de los grandes filósofos, han aceptado la importancia de una herramienta para  depurar parte de la complejidad a la que nos enfrentamos al momento de buscar el conocimiento. Pero, no sin aceptar que esto es una mera aproximación a la verdad y nunca la verdad misma.

Con lo antes dicho, queda clara que mi postura no favorece  una enseñanza de la economía sin reflexión. Ya que una profundización de la microeconomía sin crítica puede ayudar a formar economistas ajenos a la realidad que crean que el libre mercado y la competencia perfecta son condiciones necesarias del mercado. Estudiantes que piensen que un modelo de teoría de juegos es la solución a los problemas  y que crean poder representar el comportamiento de los agentes con una función de reacción que tenga como bases meras especulaciones, opiniones e intuiciones, confiando, sencillamente, que si el modelo tiene un punto de equilibrio estable y único compensa toda omisión teórica.

Una escuela de economía que tenga 14 materias entre herramientas y teoría neoclásica no es el problema, el problema es que un  estudiante no comprenda que la regresión lineal múltiple es sólo un medio estadístico para hallar relaciones entre variables, y que no versa sobre causalidad, la causalidad no  la da el cálculo o  la estadística. La causalidad, la da la reflexión, el encuentro con la realidad y el sacar la cabeza por la ventana de la oficina o de la biblioteca, y ver que el mundo que analizamos es más que una mera abstracción y una formalización expresa en  letras griegas y de números.

 

1. Este documento fue leído el día 8 de marzo de 2012 en el auditorio principal del edificio de Ciencias Humanas (AGORA) de la Universidad Industrial de Santander. Y, fue diseñado como respuesta   al debate generado por la  reforma propuesta al  pensum de la escuela de Economía y Administración de la misma universidad.{jcomments on}

 

Leave a Comment