Editorial

TURISMO: UN NEGOCIO RENTABLE EN COLOMBIA

Colombia ha tenido grandes cambios e importantes hechos han surgido después de la apertura del comercio trasnacional. La constitución de 1991 contempla como necesidad reducir los aranceles para incentivar el comercio exterior,  convirtiéndolo a lo largo de la historia  en un eje fundamental de los análisis económicos.

En primera instancia es de suma jerarquía aclarar que el crecimiento sostenido que ha vivido la economía colombiana ha permitido posicionar a Colombia dentro de la mirada de los inversionistas foráneos. En resultado vemos que la participación por ingresos de cuenta corriente en el PIB es alrededor del 18% en el 2010, 3 punto porcentuales por encima de 1994, para el caso de los egresos la participación ha sido del 21% indicando un crecimiento menor que los ingresos pero reflejando el marcado déficit de cuenta corriente en Colombia, el cual ha alcanzado los 8.854 millones de dólares (ver grafico1).

Sin embargo podemos resaltar que existen sectores favorables para la economía colombiana. Como resultado de un análisis realizado por el ministerio de industria y comercio muestra que el sector servicios crece aceleradamente en Colombia elevando la participación global en la economía colombiana, entre los subsectores más destacados identificamos al turismo como eje transversal de la política pública nacional. Sin embargo la balanza de pagos en el sector de servicios es deficitaria donde el crecimiento en las exportaciones es más alto aumentado la brecha al paso de los años. Se observa un déficit en 1994 de 1055 millones de dólares los cuales aumenta a 3534 millones de dólares en el 2010 (ver grafico 3).

Dado lo anterior Proexport con el fin de fortalecer la inversión de este sector, otorga un perfil técnico para estimular la inversión, entre las herramientas mas eficaces para llamar la atención del inversionista extranjero es la estructura tributaria del sector, donde se permite la excepción de impuesto de hasta 30 años. Otro eje funcional es la normatividad anclada a la ley 300 la cual define al sector turístico y el rol de los prestadores de servicios turísticos como agencias de viajes y demás, además  identifica la necesidad de diferenciar el turismo y se crean nuevos conceptos entre los que encontramos, ecoturismo, etnoturismo, acuaturismo, turismo metropolitano, turismo de salud entre otros.

Estas estrategias han presentado un impacto positivo como se ve en la participación de “viajes” que  ha pasado a representar el 9.9% de las exportaciones totales de servicios. Aunque las importaciones por “viajes” también tienden a mejorar alcanzando el 8.7% en 2010, dado el aumento del  poder adquisitivo de las familias colombianas en los últimos años, se ha generado un estimulo, en este tipo de consumo, en conclusión de mostrar un déficit en 1994 de  181 millones de dólares logra imponerse un superávit de 257 millones al final del periodo 2010 (ver grafico 4).

Entre las explicaciones alternativas de este fenómeno es la existencia de la nueva ruralidad, la cual expone que la necesidad de sobrevivencia en el campo colombiano ha permitido generar alternativas a la agricultura para generar ingresos. La principal actividad que concluye el estudio es que miembros distintos al jefe de hogar salen a trabajar, especialmente las mujeres, en actividades relacionadas con el comercio y el turismo.

Otro aspecto que trasciende en los últimos años es la consolidación de parques nacionales como estructura de negocio, recientemente en Santander se dio la apertura del complejo turístico del Parque Nacional del Chicamocha y tras dos años de funcionamiento se sitúa como el segundo  parque nacional colombiano más visitado. La existencia de 56 áreas protegidas de los cuales son 42 parque nacionales declarados en Colombia muestra el alto potencial para la atracción de divisas por medio del turismo.

En conclusión las políticas públicas nacionales, regionales y municipales brindan relevancia a estimular el turismo, dado que Colombia cuenta con alta variedad de climas y paisajes los cuales atraen la atención del turista extranjero. Sin embargo el sector servicios debe estar enfocado a mejorar la calidad de vida de la sociedad evitando caer en la trampa de la segregación social.

 

Bibliografía:

· Proexport, 2011. Perfil sectorial ‐ infraestructura en hotelería y turismo

· Duque, Rosa Isabel. Ochoa, Fredy A. 2007, Guía para la elaboración de un plan de negocios con enfoque hacia la sostenibilidad

· Duque Mildenberg, Gabriel, El sector servicios en Colombia: su desarrollo e internacionalización

· Kay, Cristóbal, 2005. Enfoque sobre el desarrollo rural en América latina y Europa desde mediados del siglo XX

 

Leave a Comment