Editorial

PANORAMA ECONÓMICO 2006-2009

 

La economía nacional durante el primer trimestre del 2006 hasta el segundo trimestre del 2009 es un claro ejemplo del comportamiento de un ciclo económico. A partir del 2004 la economía empezó a tener un proceso expansionista, el 2006  registró un crecimiento del PIB de 6,9%  y en el 2007 mostro un 7,55%, estas tasas de crecimiento del PIB habían superado ampliamente los promedios históricos nacionales de 3,7% desde 1978. Al contrario una rápida desaceleración se destaco en el 2008 con tasas de crecimiento de tan solo 2,43% y con tendencias a la baja. En el último trimestre del 2008 se percibe un decrecimiento del -1,07% y los dos primeros trimestres del 2009 continuaron con índices negativos de -0,45% -0,51% respectivamente, reafirmando una recesión técnica para Colombia.

 

Desde principios del 2004 hasta finales del 2007 la economía colombiana se encontraba en un auge económico ya que el consumo de los hogares había estado en aumento como lo refleja un crecimiento del 6.7% para el 2006 y 7,6% para el 2007. La constante IED y la confianza de inversión del sector privado generaban un fuerte aumento en la formación bruta del capital que para el 2006 era de 19.14% y aunque disminuyo en el 2007 continuaba con un crecimiento elevado del 13,71%. Otra de las explicaciones es el aumento del 4.1% en 2006  y 4.5 en 2007 del gasto del gobierno, estos resultados se obtuvieron con la constante venta de empresas públicas, tal es el ejemplo de la venta de Telecom por 368 millones de dólares en abril del 2006 e incurriendo en déficit a pesar del mayor recaudo tributario.

Para el 2007 la bonanza continuaba reinando en Colombia el problema radicaba en mantener un crecimiento sostenido, el ideal  se vio frustrado al año posterior, el IPC para el  2007 fue de 5,69% 119 puntos básicos (pb) de diferencia con el rango de inflación objetivo del banco de la república, hace una década que se designo entre el 3,5% y 4,5%. El 2007 rompió con 4 años consecutivos de cumplimiento de la inflación objetiva puesta con el banco pese que en el 2006 se logro estar en el techo con un IPC de 4,48%.

Para evitar el recalentamiento económico a mediados del 2006 el banco de la república comenzó a elevar las tasas de interés  correspondientes a la tasa de captación de CDT reportada por bancos, corporaciones financieras y compañías de financiamiento comercial que para el 2006 fue de 6.27 y en 2007 8.1 también aplico controles de capitales estos últimos empezaron a tener efecto en los capitales de corto plazo hasta el 2007 y tuvo una fuerte intervención monetaria en el mercado de divisas, todo esto con el fin de mantener la inflación objetiva sin perder valor adquisitivo del peso buscando condiciones favorables que permitieran el crecimiento de la economía.

Lamentablemente la crisis internacional que arranco desde septiembre del 2007 en estado unidos desestimulo las exportaciones y además en el mercado internacional se genero un alza en los precios del petróleo y los alimento, estos sucesos generaron una elevada inflación para Colombia que en 2008 llego hasta el 7,67, esto a su vez trajo consecuencias al consumo de los hogares dada la perdida adquisitiva del peso, el bajo crecimiento del consumo en los hogares fue apenas del 2,43 en 2008 comparados con el 7.6% del año inmediatamente anterior, y para formalizar la desaceleración el aumento de la formación bruta del capital fue  tan solo del 7,7 para el 2008.{jcomments on}

Pese a las medidas tomadas por el banco de la república y sus políticas contra cíclicas no pudieron evitar que la economía colombiana se encuentre en una recesión técnica para el 2009 con tres trimestres consecutivos de decrecimiento. La disminución en remesas por parte de los colombianos residentes en el exterior,  al igual que los conflictos con ecuador y Venezuela afectando el 40% de las exportaciones no tradicionales revelan un panorama desolador en el 2009.

Una pequeña muestra de ello es la tasa de desempleo que para noviembre del 2009 es de 12.2% enfrentado con el 9,4 de noviembre del 2007. Aunque la visión y enseñanza de este ciclo podrá vislumbrar es que una política prudente del banco de la república no permitió una crisis más profunda en la economía  y que la diversificación de los mercados internacionales es un asunto de urgencia si se desea obtener solidez y estabilidad con el comercio internacional.

 

Alex Mauricio Rodríguez Suarez

 

 

Leave a Comment